EUROPA

Gentilicios

El adjetivo gentilicio, también llamado a veces demónimo, es aquél que «denota la procedencia geográfica de las personas», ya sea por barrio, pueblo, ciudad, región, provincia, país o cualquier otra entidad política. En español los gentilicios se escriben con minúscula inicial.

El gentilicio, sea adjetivo o sustantivo, denota el origen de las personas o de las cosas, no su residencia o ubicación.

Los gentilicios ordinarios del idioma castellano o español se forman con una variedad de sufijos: -a, -aco, -aíno, -án, -ano, -ar, -ario, -asco, -eco, -ego, -enco, -eno, -ense, -eño, -eo, -ero, -és, -esco, -í, -iego, -ino, -isco, -ita, -o, -ol, -ota, -uco y -uz —más sus correspondientes variantes femeninas—.

En algunos casos, para referirse a los nacidos en un lugar, se usa un hipocorístico —una designación cariñosa— que no sustituye al gentilicio. Por ejemplo, a los madrileños se les llama "gatos".