Ejercicios de autoevaluación. Colegio Nuestra Señora de la Sabiduría. Biología y Geología de 4º ESO. Autor: Eduardo Gómez

Datación por Carbono 14


El cálculo de la pérdida de 14C en los organismos muertos se utiliza para datar a los . En efecto, las plantas vivas asimilan el carbono del CO2 atmosférico durante la y lo expulsan durante la respiración. De esta forma, los tejidos de las vivas -y los de los animales vivos ( incluídos) que se alimentan de esas plantas- continuamente están intercambiando 14C con la . Esto hace que la ratio 14C/12C del carbono contenido en los tejidos orgánicos de los seres vivos es semejante a la del CO2 de la atmósfera. Ahora bien, en cuanto los organismos vegetales o animales mueren, cesa el intercambio con la atmósfera y cesa el reemplazo del carbono de sus tejidos. Desde ese momento el de 14C de la materia orgánica muerta comienza a , ya que se transmuta en 14N y no es reemplazado.
La masa de 14C de cualquier fósil disminuye a un ritmo , que es conocido. Se sabe que a los de la muerte de un ser vivo la cantidad de 14C en sus restos fósiles se ha reducido a la y que a los 57.300 años es de tan sólo el 0,01 % del que tenía cuando estaba vivo.
Sabiendo la diferencia entre la proporción de 14C que debería contener un fósil si aún estuviese vivo (semejante a la de la atmósfera en el momento en el que murió) y la que realmente contiene, se puede conocer la fecha de su muerte.
La cantidad y el porcentaje de 14C se calcula midiendo las emisiones de partículas ß de la muestra. El método sólo es viable para fósiles no muy viejos, menores de unos , ya que para edades superiores las emisiones de partículas ß son ya demasiado poco intensas y difíciles de medir, por lo que los pueden ser muy grandes.
carbono.png