OBJETIVO DEL CURSO 2013/2014

Este curso nos proponemos como objetivo "Educar la sensibilidad" como capacidad de despertar, permanecer alerta y comprometernos ante todo lo que acontece a nuestro alrededor.

LÍNEA EDUCATIVA

La sensibilidad nos compromete a:

Nos gustaría caminar, a lo largo del curso con vuestro apoyo como padres y primeros educadores, despertando en vuestros hijos una mirada profunda que los capacite para estar atentos, asombrarse y conmoverse ante todo lo que les rodea, ayudarles a cultivar la compasión, la admiración, la solidaridad. ¿Te animas a trabajarlo con nosotros?









SECRETARIA: Sor Emerenciana Cortijo.
ADMINISTRADORA: Marisa del Campo.

ATENCIÓN A LOS PADRES:
COMEDOR ESCOLAR: Marisa del Campo

UNIFORME DEL COLEGIO

UNIFORME ESCOLAR
EQUIPO EDUCACIÓN FÍSICA
Zapato azul marino o negro
(sin plataforma)
Deportivos blancos
(suela no negra para no marcar el suelo del gimnasio)
Calcetín o leotardo azul Camiseta del Colegio
Pantalón gris Chandal del Colegio (pantalón y chaqueta)
Falda de cuadros o pantalón (alumnas) Calcetines blancos
Polo blanco
Chaqueta azul (jersey para Infantil)

Excepto la falda, los pantalones y los calcetines las prendas tienen marcado el escudo de los Centros Educativos Vicencianos.

El uniforme y el equipo de Educación Física deberán estar debidamente marcados.



ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES
Curso 2013-2014
DURANTE EL HORARIO DE COMEDOR
ACTIVIDAD
DÍA/HORA
LUGAR
Taller Multiactividad (Infantil Segundo Ciclo) Lunes a Viernes de 13.00 a 14.00 Sala de Ritmo
Guitarra (desde 3ºPrimaria) Viernes de 13.00 a 14.00 Clase de Música
Fútbol Sala Benjamín Masculino (8-9 años) Lunes y Miércoles de 13.00 a 14.00 Casino
Fútbol Sala Alevín Masculino (10-11 años) Martes y Jueves de 13.00 a 14.00 Casino
DESPUÉS DE CLASE
ACTIVIDAD
DÍA/HORA
LUGAR
Baile Moderno (6-11 años) Lunes y Miércoles de 17.00 a 18.00 Gimnasio
Voleibol Infantil (12-13 años) Lunes y Miércoles de 17.00 a 18.00 Patio grande
Futbol Sala Infantil (12-13 años) Lunes y Miércoles de 17.00 a 18.00 Casino
Fútbol Sala Cadete (14-15 años) Martes y Jueves de 17.00 a 18.00 Casino
Voleibol Juvenil (16-17 años) Martes y Jueves de 17.00 a 18.00 Casino
Inglés Grupo 1 (Ed. Primaria) Martes y Jueves de 17.00 a 18.00 Clases de Apoyo
Inglés Grupo 2 (ESO) Lunes y Miércoles de 17.00 a 18.00 Clases de Apoyo



JUVENTUDES MARIANAS VICENCIANAS (JMV)

     Web de JMV

LAS ETAPAS DEL PROCESO DE J.M.V.

      INFANTILES Y
       JUVENILES
(entrega del carnet)
                             ETAPA SIGNO FIN DE CURSO
Infantiles Vamos Creciendo Para Dar Fruto Insignia dorada
Juveniles 1ª Etapa Somos Amigos (los rasgos de una auténtica voluntad) Pañoleta de JMV
Juveniles 2ª Etapa Lo Que Vale, Vale (asumiendo valores auténticos) Paloma de la paz
Juveniles 3ª Etapa Marcando Estilo (manifestar un estilo de vida cristiano) Promesa a María y Medalla Milagrosa
 PRECATECUMENALES                              ETAPA SIGNO FIN DE CURSO
Etapa de INICIACIÓN Quiero Ser Persona
(un curso de duración, a partir de los 14 años)
Insignia de JMV
Etapa PREVIA Quiero Ser Creyente
(un curso de duranción, 15-16 años)
Carnet y Estatutos de JMV
 CATECUMENALES
(entrega Biblia)
                             ETAPA SIGNO FIN DE CURSO
Primera Etapa Me Inserto En La Historia De La Salvación
(dos años de duración mínima, en torno a 16-18 años)
Crucifijo de JMV
Segunda Etapa En El Seguimiento De Cristo Experimento Y Construyo El Reino
(tres años de duración recomendada, aprox. 18-21 años)
Ora con los Salmos
Tercera Etapa Profundizaciñon En La Comunidad Cristiana: Celebro, Comparto, Evangelizo, Transformo
(tres años de duración recomendada, aprox. 21-24 años)
Entrega del Cirio Pascual
COMUNIDADES DE DESEMBOCADURA
Comunidades Laicales Vicencianas (CLV)
Movimientos Vicencianos
Otras Comunidades Cristianas





































ALUMNA INTERNA EN LOS AÑOS 1948 - 1956

Mª Paz Gómez Juárez, acompañada de su marido Manuel, pasaba cerca y quiso visitar su antiguo colegio. La verdad es que el colegio ha cambiado tanto que casi no lo reconoce. Entró interna en el colegio San Alfonso el 1948, a los 8 años. Salió del colegio en 1956, a los 16. Luego, estuvo 8 años interna. Eran tiempos duros, de hambre y dificultades.

Mª Paz era una niña juguetona y traviesa. Le llamaban cariñosamente "Mª guerra". Era una de la niñas del coro que cantaba en las misas los domingos y en las fiestas. Con su amiga Carmen Blanco compartía: penas, alegrías y travesuras.

Había en total unas 100 niñas internas, divididas en tres grupos: pequeñas, medianas y mayores. Sus respectivos dormitorios ocupaban las clases que están a derecha de la escalera de madera, en el piso de la sala de profesores, que también era parte de esos dormitorios corridos, con dos filas paralelas de camas. Del otro lado estaban las clases. No había calefacción. Se pasaba mucho frío en invierno.

Encima estaba la terraza, la actual de los niños de 3 años. Esta era la altura máxima del edificio. El cuarto pegado a esta terraza era un lugar de castigo. Le llamaban el cuarto del diablo. Allí se pasaba encerrada algún tiempo quien se portaba mal. El comedor olía a tabaco todo el día por la proximidad de la fábrica. La capilla ocupaba el gimnasio pero no se parece ni a las fotos antiguas. La Virgen Milagrosa estaba en una hornacina. El patio grande, de las externas, tenía una parra y el pequeño, de las internas, no se parece nada al actual. El colegio ha crecido un piso y se ha remodelado. Los patios estaban separados. En la calle, en el lugar de las "Aulas Pías" actuales estaba el cine "Lavapiés" y en el sótano el "Molino Rojo".

Diariamente tenían misa que oficiaba el párroco de San Cayetano. Mª Paz le servía el desayuno; claro que alguna pastita se comía por el camino. Estudiaban desde Párvulos hasta el 4º de Bachillerato general. También había clases de mecanografía y taquigrafía. La comida era escasa, dados los tiempos que corrían. "Pacita" vamos a cantar para que se nos pase el hambre, le decía una compañera. Los domingos iban de paseo todas las internas, en filas, de dos en dos, al Retiro. Iban por la Ronda de Atocha, antes llamada: Paseo del General Primo de Rivera. Luego subían por la Cuesta de Moyano hasta el Retiro. Jugaban al balón prisionero. También hacían teatro en el colegio. La confirmación se recibía en San Cayetano.

De estos momentos de infancia y adolescencia, recuerda también a Sor Asunción Castell, Sor Cecilia y Sor Ana María. Esos años se quedan grabados para siempre. Gracias Mª Paz y Manuel por vuestra visita. Este es vuestro colegio. ¡Que María os bendiga siempre!







ALUMNA EN LOS AÑOS 1961 - 1970

Nace el 20 de septiembre de 1957. Es la menor de 13 hermanos, pero vivos eran 10. Su madre quedó viuda cuando Paloma Pilar tenía 4 años. Es fácil imaginar las necesidades de una familia tan numerosa. Vivían en la calle de las Peñuelas, nº 35, en una casa, como muchas de entonces, sin agua corriente ni baño.

Paloma Pilar entró en el colegio en septiembre de 1961, a los 4 años de edad, donde estaban ya una hermana y una sobrina.

Una señora de la alta sociedad venía a verles a casa y les ayudaba económicamente. Pagaba los estudios, los libros y uniformes de ellas y de sus hermanos que estudiaban en un colegio de frailes. Cuando llegaba es como si venía un ángel pues les llevaba comida y se preocupaba de todo lo del colegio.

La única directora que recuerda en su estancia colegial es a Sor Pilar Pardiñas, de la cual tiene la siguiente anécdota: al principio de uno de los cursos le hicieron un examen oral. Las profesoras y compañeras se empezaron a reír de pues pronunciaba mal la erre. A la semana siguiente había otro examen y Pilarcita se puso, como era obligado, con las manos atrás; pero no dijo palabra. La subieron al despacho de sor Pilar Pardiñas y entonces confesó que no respondía porque se reían de ella. Entonces sor Pilar dijo a la profesora algo que nunca olvidaría: “Que nunca se olvide que está en un colegio que se conoce por Hijas de la Caridad y que ella de eso había tenido muy poquito”.

Como su padre murió al poco de entrar al colegio, llevó, como estaba mandado, lazos negros en las trenzas del pelo y calcetines negros durante ese curso y el siguiente. Las demás llevaban lazos azul marino. El uniforme habitual era de un pichi (que cubría hasta arriba), chaqueta y corbata azul marino. La camisa era de color crema. En verano se llevaba falda de color azul muy clarito, chaqueta y camisa blanca. En las colonias llevaban la ropa de calle y el uniforme de verano.

La primera hermana que le acogió fue sor Guadalupe y la última también. En la mano llevaban las hermanas una especie de castañuela que era para marcar el paso cuando iban a subir a clase. Antes, en cada patio, se cantaba el “Cara al sol”. Como Paloma Pilar no lo cantaba recibió más de una “castañazo”.

Antes de entrar al colegio se daba a las alumnas un desayuno de café con leche, pan y mantequilla. A la media mañana, antes del recreo, se daba también a todas las alumnas un vaso de leche en polvo. Según las edades, había dos turnos de comedor. En cada mesa de las alumnas pequeñas había una alumna mayor que llamaban “la madrecita” y tenía que ocuparse de que las demás comieran. En la mesa de Paloma Pilar estaba la hija de la cocinera. Recuerda con cariño la anécdota de las lentejas, que no le gustaban por tener algún bichito cocido. Sor Vicenta le cambiaba el plato por el segundo, que llenaba un poco más. Pero cuando sor Guadalupe sustituyó a sor Vicenta se las hizo comer y hoy es el plato de legumbres que más le gusta.

Venía gente de la calle con tarteras o lecheras y las hermanas les daban la misma comida de las alumnas por una ventana grande que daba a la calle.

El patio de la calle Provisiones era de las externas y el otro de las internas. Muchas de las internas eran huérfanas cuyos padres habían muerto en la guerra. Paloma Pilar se pasaba a veces por un pasillo al patio de las internas, donde tenía amigas. Si le pillaban no le importaba pues le castigan sin merendar el pan con chocolate que no le gustaba. Cuando se dio cuenta sor Guadalupe le castigó a copiar el “Mío Cid” una vez cada día y así durante muchos días.

Entonces era obligatorio venir a misa los domingos al colegio. La capilla era grande y funcionaba como parroquia, dedicada a la Virgen de la Caridad del Cobre. Recuerda con cariño las comuniones de sus hermanas de su sobrina y la suya propia. Fue vestida de ángel en las dos primeras pues acompañaba a las comulgantes. La ceremonia se ensayaba mucho tiempo antes y resultaba preciosa. Las niñas vestían de novicia, con hábito blanco, cordón en la cintura, una cruz al cuello y pelo suelto. En el patio adjunto a la capilla ponían mesas y se servía desayuno con chocolate para las comulgantes y acompañantes.

Durante el mes de Mayo, por las tardes, todas las niñas se ponían en la escalera e iban cantando a la capilla a rezar a la Virgen. El rosario lo rezaban solo algunos días: antes de los difuntos, en Navidad o en Semana Santa. Las internas iban a misa por la mañana.

Recuerda con cariño las colonias de verano. Fue con el colegio dos años a Guadarrama, otros dos a Guadalajara y otro a Burgo de Osma, donde tiene el mejor recuerdo. Era un convento de monjas. El día 15 de Agosto era allí fiesta y también se celebraba la Virgen de la Paloma. Por este motivo se tuvo un bonito detalle con las niñas que celebraban su santo. A Paloma Pilar le regalaron una cámara de cartón que tenía un rodillo y tenía unas imágenes de papel. Esto le pareció maravilloso, pues nunca le habían regalado nada. Además, aquel día comieron cordero guisado con patatas, todo un lujo. Iban al campo en fila, de dos en dos. Les metían en la bolsa de la merienda una buena fruta y un bocadillo. Los olores de las plantas, las salidas y esas bonitas experiencias de sentirse querida, nunca se le olvidarán.

Las clases estaban llenas de niñas. Se exigía mucho pero te enseñaban muy bien y te formaban en principios que me han servido para toda la vida. Paloma Pilar estuvo en el colegio hasta los 13 años cumplidos, pues había muerto la persona que les ayudaba y su familia no podía seguir pagando el colegio. El último año y medio lo pasó mal por este motivo. Tuvo que dejar el colegio.

Recuerda a sor Vicenta, sor Pilar Pardiñas, sor Cecilia y sor Guadalupe. De las profesoras seglares recuerda a Natividad, que daba francés y a Consuelo, que le dio Matemáticas y Lengua.

Ahora Paloma Pilar está felizmente casada, tiene dos hijas, las dos con carrera universitaria. Vive en Móstoles y ha sido impresionante volver a su colegio y recordar tantos años vividos aquí. De su formación le quedó muy claro que había que cuidar a los niños y a los enfermos.

Gracias, Paloma Pilar, por tu visita y por contarnos tu experiencia. ¡Que seas feliz!







MERCEDES CARNOTA (1971 - 1976)

Hola, mi nombre es MERCEDER CARNOTA. Estudié en este colegio desde los diez a los catorce años (de 4º de EGB a 8º, de 1971 a 1976). Venía del Colegio San Eugenio y San Isidro (calle Peñuelas) y de ahí partí al Instituto Isabel La Católica. Tanto los colegios como el instituto fueron femeninos en mi época.

Las profesoras eran básicamente monjas. La primera que me correspondió fue muy dura con las alumnas: Sor Severiana. Nos hacía coser muchísimo (aún conservo mantelerías y "tuyyos") y cualquier excusa le resultaba buena para castigarnos sin recreo. Nos ordenaba de la más lista a la más tonta y no sé si por suerte o por desgracia, yo era la más lista y me tocaba sentarme justo delante de su mesa; mi pupitre en contacto con el suyo. ¡Qué tensión!

Sor Severiana era también la directora de la rondalla, donde yo tocaba la guitarra y mi hermana la bandurria. Con un vestido amarillo chillón con cenefa de encaje blanca con lazo negro cruzando de arriba abajo todo el frente, y una capa negra llena de escarapelas con cintas multicolores (que aún conservo, por cierto), hacíamos actuaciones en residencias de ancianos, otros colegios, incluso una vez fuimos a la Inclusa. Y se enfadaba mucho cuando alguien se equivocaba. La rondalla incluía percusión (caja china, crótalos, triángulo, etc.) además de los instrumentos de cuerda (guitarra, bandurria, laúd) y las flautas, de modo que éramos muchas niñas y no era difícil que alguien metiera la pata. ¡Madre mía lo que nos costó sacar adelante "El sitio de Zaragoza"!

Luego tuve monjas adorables. Recuerdo con especial cariño a Sor María Luisa, muy inteligente y muy suave en el trato. Y aunque cuando empecé había otra directora, los últimos años lo fue Sor Marina y es a quién recuerdo más, también encantadora con su rostro bicolor, sus dos perfiles. En aquellos años murió una monjita muy mayor, Sor Gabriela, si no recuerdo mal, y pasamos todas las niñas por la capilla. Fue la primera y la última que vez que he visto un muerto de cerca. Con todos mis respetos.

En los recreos, a pesar de ser niñas, hacíamos un montón de actividad física. Los primeros años fueron de goma y de saltar a la cuerda. Más adelante llegaron el churro, mediamanga, mangaentera y el balón prisionero. Para saltar, nos atábamos el baby azulón a las faldas, como un gran pañal, para que no se nos vieran las bragas. Lo pasábamos en grande. También nos gustaba curiosear desde las ventanas de los baños las enormes máquinas de la Tabacalera, donde veíamos fascinadas cruzar miles de cigarrillos.

Me encantaba el uniforme de verano. Era una faldita tableada celeste con polo blanco y zapato y calcetín blanco. Era muy fresquito y anticipaba la llegada del fin de curso y del verano. Siempre hacíamos alguna excursión al campo y preparábamos la fiesta de fin de curso. Una de mis compañeras, ya anticipando su carrera de actriz, para una fiesta de fin de curso, fue capaz de traducirse del inglés la letra de dos canciones del musical Jesucristo Superstar que aún no estaba en España y representarlas estupendamente delante de todos los padres. ¡Ole!. Juanita Cordero, hoy Juana Cordero, una de las actrices de Cámera Café de Telecinco. Ella, Ana Bernard, Esther Arribas, Carmen Castro, Consuelo de Diego, Ana Isabel Cabrera, Mercedes Ariza, Carmen Sainz, son muchas de las compañeras que recuerdo. Todas nos desperdigamos por distintos institutos y colegios de Madrid para hacer el Bachiller.

Bueno, pues esto es todo. Un saludo y que el colegio siga muchos años más en el puro corazón de Madrid. Por cierto, como no tengo fotos, les envío escaneada la página de la cartilla del año que entré en el colegio, que es donde está la foto. Se me ve feliz. Ahora tengo 47 años.

Los mejores deseos
Mercedes Carnota 4-1-2010







ALUMNA EN LOS AÑOS 1971 - 1976

Hola, buenos días. Mi nombre es Juana Cordero Díaz, fui antigua alumna de este colegio en los años 1971 al 1976.

Recientemente, y por azar, he encontrado a través de la red a una compañera mía de aquel entonces, MERCEDES CARNOTA, que relata con una precisión increíble (siempre tuvo muy buena memoria), parte de las andanzas y experiencias que en esos años vivimos las niñas de la letra "A".

Yo podría añadir a ese recuerdo a la profesora de gimnasia la "Srta. Angélica", era joven y moderna y nos daba una caña de alucinar, luego, si no recuerdo mal, se hizo cargo de alguna asignatura, ¿lengua?.

Mi recuerdo de aquellos años, es magnifico, era una de las pocas niñas que les gustaba ir al colegio, y el día que daban las vacaciones, resultaba uno de los más tristes del año.

En la referencia a este colegio que hace Mercedes Carnota, recuerda como fui capaz de montar "Jesucristo Superstar", como función de fin de curso. Sí, es verdad, lo hice, tengo muchos recuerdos de aquello y alguna foto, y me hace gracia que esta compañera lo recuerde. Como anécdota diré que no conseguí reclutar a más de 8 compañeras para el espectáculo, por lo que los 12 apóstoles nunca llegaron a ser 12, sino 8.

Después, estudié la carrera de Arte Dramático y soy actriz.

Gracias por aquellos años, y espero sus noticias.

JUANA CORDERO 18-04-2010

JESUCRISTO SUPERSTAR EN EL COLEGIO SAN ALFONSO (1975)

Muchas gracias por tu cariñoso mensaje.He rebuscado, las fotografías de las que te hable de la función de Jesucristo Superstar, las he encontrado, tienen una calidad pésima, te adjunto las mejores, por decir algo.

No sé que profesoras seguirán en el colegio, la sta. Angélica, es la que más recuerdo por nombre y cara, de las otras, si las viera también las recordaría, pero el nombre.... ya no.

Como te decía, guardo un gratísimo recuerdo de los años que pasé allí. Solía llegar media hora antes del inicio de las clases, el colegio estaba vacío de niñas, y me gustaba. También me dejaron tener allí, aunque quizá nunca lo supieran, ya no lo sé, una pareja de caracoles en una caja, y todas las mañana le dejaba lechuga fresca y les limpiaba. Es un recuerdo que siempre he tenido, así que estoy segura de que no es inventado. Cuando pasa el tiempo a veces no sabemos muy bien, si los recuerdos son verdaderos o no. De este estoy segura.No fui una alumna brillante, como Mercedes, aunque nunca repetí curso. Mi nota media era un Bien.

También recuerdo que cuando tuve que ir a pedir permiso, a la madre superiora para montar la celebre función, no estaba segura que me lo fuera a dar, eran unos años muy difíciles y una obra un tanto arriesgada y moderna para un colegio de monjas. Pero supongo que fui lo suficientemente convincente porque la respuesta fue que sí. Entre Ana Bernat (mi mejor amiga incluso durante muchas años después), Conchita Cerezo y yo, sacamos adelante el proyecto, incluida la cruz, a tamaño natural. Todavía recuerdo a Conchita Cerezo cargando con ella calle Embajadores arriba, ante el asombro de los transeúntes.Creo que las demás compañeras se merecen también este tardío reconocimiento. Sus nombres son:

  • Marisol Calero
  • María Jesús Cócera
  • Estíbaliz Aparicio
  • Juana María Benito
  • Paloma Cortecedo
  • Blanca Cutanda
  • María Carmen Cano

A todas ellas muchas gracias, por seguirme el juego.

Bueno, poco más tengo que contar.Os doy las gracias por poder compartir estos recuerdos con vosotros. Fueron unos años básicamente felices y que supongo me permitieron soñar con lo que años después es mi profesión.

Besos para todas las profesoras que conocí y me conocieron. Ánimo para todos los que a pesar de los tiempos, seguís pensando, que la educación, y la buena educación, es fundamental, para los niños.

JUANA CORDERO 24-4-2010

ENTRADA EN JERUSALÉN

ÚLTIMA CENA

DESPUÉS DE LA ÚLTIMA CENA

NÚMERO MUSICAL

MUERTE DE JUDAS







PABLO ALZUGARAY (1995 - 2009)

Llegué al colegio San Alfonso en 1995, con tan solo unos cuatro años. Sor Isabel Clavería era la directora, aunque por aquel entonces, lo de la dirección del colegio no llegaba hasta preescolar. Lo único que hacíamos, era llegar a clase y disfrutar muchísimo. Empecé con Mari Carmen Serrano, teniendo como profesora y pedagoga más tarde a Mari Fe, profesora que ha marcado todo mi recorrido en el centro, hasta el punto en que una de mis pocas lágrimas derramadas el día de mi graduación fue al abrazarla.

Ya en primaria, la primera profesora que tuve fue Sor Guadalupe, buena profesora y mejor persona. Recuerdo que nos decía que los lápices que se nos fueran haciendo pequeños se los diéramos a ella, pues no había que tirarlos, aún podían tener uso. Estuve con Mari Carmen Rodríguez en 2º . Tercero y cuarto lo hice con Sagrario. Luego estuve con Nieves y en 6º con Mari Sol. A final de este curso tuvimos un viaje a Andalucía con "Escuelas viajeras"; además, recuerdo, que por aquella época, yo tenía una frase que decía mucho: “BMW apantallao” ( no sabe, no ve, en grandes dimensiones ) y Mari Sol siempre me recuerda que todos aquellos con los que desayunaba en el viaje, volvieron a sus comunidades de origen repitiéndola.

Mi etapa en la ESO comenzó con sor Sonia, ella se encargaba de todo lo que podía: JMV, jefatura de estudios...daba Ciencias Naturales y Matemáticas. Nos lo pasábamos muy bien puesto que en clase era una profesora y al salir, disfrutaba con nosotros, como la que más. No he perdido el contacto con ella y seguimos viéndonos. En 2º ESO estuve con Angelines, una de las mejores profesoras que he tenido. Sabe decirte las cosas para que las escuches y no sólo las oigas, es una profesora que marcó un antes y un después en mi etapa en el centro y en mi vida, puesto que, después de tenerla como tutora, ha seguido apoyándome y jamás ha tirado la toalla.

Mis siguientes tutores fueron Luis y Aurora. En esa época tenía problemas fuera del colegio y Aurora supo cómo apoyarme, tanto me apoyó que después de perderla como tutora le he seguido pidiendo apoyo y nunca me lo ha negado y ello provocó otra de mis pocas lágrimas el día de mi graduación. En 4º ESO he estado con Eduardo. A nivel de tutor nos ha inculcado que nos podíamos equivocar muchas veces, pero siempre había que tirar hacia adelante. Su tutoría es muy personal. Siempre trata de decirnos qué piensa de nosotros y lo que podemos conseguir por nosotros mismos.

El valor más importante que he aprendido en el colegio San Alfonso es el cristiano, el darlo todo por los demás, un valor que observé en Sor Guadalupe, Sor Sonia o.. todas las hermanas y profesores del centro. Sor Sonia es la que más luchó por meterme en los grupos JMV, en las eucaristías...etc. Santi también me ha invitado siempre que había que preparar algo en la eucaristía. He ido de campamentos a Navalperal de Pinares, lugar en el que disfrutábamos muchísimo, en unos campamentos que duraban 15 días y que tan solo parecían 3. Como yo cumplo los años el 10 de Julio, llegaba allí el día 15 y mis amigos me felicitaban y lo pasábamos genial. Era como volverse a juntar con los compañeros y disfrutar sin padres.

Otro aspecto importante en mi formación ha sido el experimentar que cuando te caes o tienes problemas, siempre ha habido alguien, hermana o profesor, que me ha ayudado a seguir adelante; darte cuenta de que no se acaba el mundo aquí. Cuando eres pequeño necesitas ese impulso y aquí nos lo han sabido dar.

Mis compañeros y profesores siempre han contado conmigo. He hecho la presentación de muchos actos. En la última Navidad, Sara me dice en el último momento: "Pablo presenta tú la actuación" Yo no sabía lo qué hacer y menos cuando, quien iba delante de mí era Sor Ángeles, después de su presentación, mis nervios aumentaron, finalmente salí airoso, la verdad, siempre hemos salido airoso en las actuaciones. En los ensayos nunca pensamos que saliera adelante y las actuaciones siempre salían perfectas. De la Navidad recuerdo con cariño todas las actuaciones. También me acuerdo de los gritos de Sara en los ensayos, un ensayo sin gritos, ya no era un ensayo: "Esto está mal..." Luego, la celebración salía bien y era preciosa.

De lo negativo solo puedo decir que el colegio es pequeño y le falta espacio. A nivel personal, no puedes llevarte bien con todo el mundo. Con los profesores, me he llevado bien con casi todos. En el instituto se echa de menos esa personalización de los profesores con cada uno, el trato es más frío. Entra el profesor y se va. Los profesores no se involucran contigo, pero son diferentes etapas de la vida.

También le debo mucho a Sor Ángeles, después de tantas horas juntos, se le coge cariño a la gente y a ella no es difícil cogerle cariño, además, en las peregrinaciones nos unimos mucho y nos apoyamos los unos en los otros.


ENLACES GENERALES

  Hijas de la Caridad
  EducaMadrid

ENLACES ESPECIALIZADOS

  Instituto de Tecnologías Educativas
  Panorama de la Educación
  Padres: Revista Digital
  Bitácora de Peregrinos








INFORMACIÓN DE CONTACTO

DIRECCIÓN: c/ Mesón de Paredes, 78 MADRID 28012
TELÉFONO: 915285705
FAX: 915285703
E-MAIL: colegiosanalfonso01@gmail.com

SEGURIDAD EN INTERNET

Desde el Colegio San Alfonso nos preocupamos de la seguridad con la que nuestros alumnos acceden a Internet y queremos facilitar algunos enlaces de interés para que, los padres desde casa, puedan asegurarse de que sus hijos navegan por la red sin ningún problema.
Si quiere puede consultar el Libro Blanco de Andalucía para el uso seguro y educativo de las nuevas tecnologías e Internet.
También les ofrecemos la posibilidad de visitar dos páginas web relacionadas con este tema:
Ciberfamilias, un buen sitio para padres y educadores interesados en conocer mejor Internet e informarse sobre las cuestiones relativas a la seguridad de los menores.
Protégeles, una línea de denuncia para webs con contenidos inadecuados que además presta ayuda a todos aquellos que hayan tenido problemas en la red.