EL FARO de los NIÑOS:
Cuando soy buen amigo.
Guía para niños

¿Por qué?

0 Actividades

1 ¿Qué es la amistad?

2 Elegir un amigo

3 Cómo hacer amigos

4 Jugar en un equipo

5 Cómo ser un amigo

6 Cómo conservar tus amigos

7 Cosas que los amigos no hacen

8 Sé sincero contigo mismo

9 Haz lo correcto

10 Engañar a un abusón

11Tener un amigo íntimo

12Cambiar de amigos

13Amigos para siempre

14Compartir la amistad


FARO   1º  ¿QUÉ ES LA AMISTAD?

     Amistad significa tener amigos.
Todo el mundo necesita amigos en su vida.
Un amigo es alguien con quien te diviertes.
Necesitas un amigo que se esconda para que tú lo encuentres. Necesitas un amigo que tire la pelota para que tú puedas cogerla. A tu amigo suelen gustarle las mismas cosas que a ti, como el fútbol, los dinosaurios o las excursiones. Puedes jugar con tu amigo en todas partes: en tu casa, en tu barrio, en el patio del colegio o en tu polideportivo.
Tener un amigo te hace sentir bien interiormente. Es bonito preocuparse por alguien y saber que él también se preocupa por ti.


VOLVER


FARO  2. ELEGIR UN AMIGO

Cati y Ana van juntas a clase de danza todos los miércoles. A las dos les gusta jugar con sus muñecas.
Elige un amigo al que le guste lo mismo que a ti.
Aléjate de los niños que hacen cosas malas, como reírse de otros niños, ser crueles con los animales o decir mentiras. Pueden causarte problemas. A veces, el simple hecho de estar junto a un niño mezquino –aunque tú no estés haciendo nada malo- puede causarte también problemas.

VOLVER


FARO 3. CÓMO HACER AMIGOS

Sé simpático: saluda y sonríe.
Felicita al compañero porque su trabajo de Conocimiento del Medio es genial. Pregúntale si quiere jugar contigo y a qué le gustaría jugar.

Si ves a unos niños jugando y uno de ellos hace una buena jugada, dile, por ejemplo: “Buen pase”. Espera a que el juego se detenga y luego pregunta si puedes jugar.

Ten siempre una “actitud divertida”. Coge una pelota y pregunta: “¿Quién quiere jugar?” Si a nadie le apetece, intenta otra cosa. Enseguida se apuntará alguien.

Si eres tímido, todas estas cosas te pueden parecer difíciles de hacer. Date a ti mismo un empujoncito de valor. ¡Hacer amigos vale la pena!

VOLVER


FARO  4. JUGAR EN UN EQUIPO
Pregunta a mamá o a papá si puedes jugar en un equipo.
Ser parte de un equipo es un buena forma de hacer amigos.
Juega con deportividad haciendo lo mejor para el equipo y dejando que los demás niños jueguen en sus posiciones. Si un niño pierde el balón, o falla un gol o una canasta, no se lo reproches. Dile: “Buen intento”.
Pregunta a tus padres si tus nuevos amigos pueden ir a casa a jugar contigo alguna vez.

VOLVER

FARO 5. CÓMO SER UN AMIGO
Para tener amigos, necesitas SER un amigo. Esto implica compartir, hacer turnos y ser justos.
Trata a tus amigos tal como quieres que te traten a ti.
Si quieres practicar equilibrios, pero tu amiga quiere jugar al balón prisionero, quizá podríais jugar al balón prisionero quince minutos y luego practicar equilibrios.
Haz cosas bonitas por tu amiga. Si se cae haciendo equilibrios, pregúntale si se encuentra bien y ayúdala a levantarse. Si ha tenido algunos fallos en el examen de ortografía, anímala diciéndole que lo hará mejor la próxima vez.

VOLVER

FARO 6. CÓMO CONSERVAR TUS AMIGOS
Si le has dicho a tu amigo que le guardarás un sitio en el comedor, asegúrate de hacerlo. Cumplir las promesas es una parte importante de la amistad.
Si alguien dice algo malo sobre tu amigo, defiéndele.
Si has hecho daño a tu amigo de alguna manera, dile que lo sientes y trata de arreglarlo con él.
Si tu amigo y tú no os ponéis de acuerdo sobre algo, intenta hablar de ello sin enfadarte. Escucha a tu amigo para poder ponerte en su lugar. Ver si se os ocurre una solución que os sirva a los dos.

VOLVER

FARO 7. COSAS QUE LOS AMIGOS NO HACEN


Los amigos no se pegan, ni se dan patadas, ni se muerden, ni se arañan unos a otros.
Si estás haciendo judo o entrenando, trata de no hacer daño a tu amigo.
Cuando te apetezca montarte en el columpio, no seas chantajista y digas: “Si no me dejas el columpio no soy tu amigo”.
No te burles de tus amigos, ni de nadie. No emplees nombres crueles ni digas cosas feas de alguien a sus espaldas. Herir los sentimientos de alguien es igual de malo que pegarle. Duele en el interior.

VOLVER

FARO 8: SÉ SINCERO CONTIGO MISMO

Sé sincero y honesto contigo mismo. Sé tú mismo.
No tienes que inventarte historias para caer bien a los demás niños.
Tampoco tienes por qué parecerte a ellos o comportarte como ellos para que te acepten en su grupo. Si no les caes bien tal como eres, busca otros amigos a quienes les caigas bien tal como eres de verdad.
Si tienes un grupo de amigos con los que te ves la mayor parte del tiempo, no seas mezquino con los demás niños. Está muy bien invitarlos también a ellos a jugar juntos. ¡Hay suficiente amistad para todo el mundo!

VOLVER

FARO 9. HAZ LO CORRECTO

Cuando Pedro se acercó a sus amigos en el patio, vio que estaban haciendo una pintada en el muro. Sabía que estaba mal hecho, pero él también se puso a pintar porque sus amigos lo estaban haciendo.
El cuidador del patio, que pilló a los niños, se enfadó mucho. Les preguntó quién lo había hecho y sólo lo admitieron Pedro y otro niño. Los demás mintieron para no tener problemas. Y Pedro y su amigo tuvieron que limpiar todo el muro.
No hagas nunca nada que sabes que está mal hecho, aunque tus amigos lo estén haciendo.

VOLVER

FARO 10.  ENGAÑAR A UN ABUSÓN

Un abusón es alguien que es mezquino con los demás niños.
Si un abusón te está molestando haz como si no te importara. Dile: “Eso lo decían mucho en la guardería”, o “Lo que tu digas”: Si no te enfadas, pierde la gracia y el abusón dejará de molestarte.
Si te preocupa que te coja manía y te moleste, procura jugar con otros niños. Los abusones no suelen molestar a grupos de niños.
No dejes que un abusón te coja tus cosas o el dinero para tu bocadillo. Juega cerca de otros niños o de los profesores en el patio.
No dejes de decirles a tus padres que un abusón la ha tomado contigo. Cuando los niños y los adultos se enfrentan a los abusones, estos dejan de portarse mal.

VOLVER

FARO 11.  TENER UN AMIGO ÍNTIMO

Un amigo íntimo es alguien que te cae mejor que los demás. Os sentáis juntos en el comedor y jugáis juntos en el recreo. A veces vas a jugar o a dormir a su casa, y él a la tuya.
Algunos niños tienen más de un amigo íntimo. A lo mejor tienen uno en el colegio, otro en el gimnasio y otro en su barrio. Está bien tener uno o varios amigos íntimos.
Aunque tengas un amigo íntimo número 1, también está bien jugar con otros amigos. Cuanta más gente conozcas, más amigos tendrás.

VOLVER

FARO  12 . CAMBIAR DE AMIGOS

Si tu mejor amiga pertenece ahora al equipo de natación, a lo mejor no tiene demasiado tiempo libre. Puede incluso que coma con alguna nueva amiga del equipo, y esto puede que hiera tus sentimientos.
Si esto ocurre, no pasa nada. Invita a otros niños que conozcas a sentarse contigo en tu mesa y mira qué tal va.
Puedes elegir entre tener muchos amigos o sólo unos pocos; depende de ti.
A veces un buen amigo tiene que mudarse de casa. Y eso te pone muy triste. Consigue la nueva dirección de tu amigo y escríbele una carta. También puedes enviarle un e-mail o llamarle por teléfono. Pregúntales a tus padres si tu amigo y tú podéis visitaros de vez en cuando.

VOLVER

FARO  13 . AMIGOS PARA SIEMPRE

Gema y Sara son hermanas y también son amigas. Pasan las tardes disfrazándose y jugando a ser princesas. Las dos tienen otros amigos, pero en casa son amigas íntimas.
Hermanos y hermanas, mamás y papás, abuelos, tíos y tías y primos pueden ser muy divertidos y ser buenos amigos. Siempre te querrán y estarán ahí para lo que necesites. No te olvides de decirles lo que sientes por ellos.
Recuerda que también tienes un Amigo para Siempre en Dios. Dios te conoce mejor que nadie, y te quiere más que nadie. Acude a Dios cuando estés solo o asustado o cuando necesites ayuda. Dios se preocupa por ti y siempre tiene tiempo para escucharte.

VOLVER

FARO  14 . COMPARTIR LA AMISTAD

Si pones es práctica los consejos de este libro, te convertirás en un buen amigo. Aprenderás cómo preocuparte de verdad por los sentimientos de los demás. Podrás compartir alegrías y penas con ellos. Te darás cuenta de que es divertido tener amigos de diferentes edades, y amigos que quizá parezcan, hablen y sean muy diferentes a ti. Tendrás amigos que conservarás durante muchos años, y también amigos nuevos que harás día a día.
Trata de darte cuenta siempre de si alguien parece necesitar un amigo. Invítale a quedar contigo, ¡y así los dos tendréis un nuevo amigo!

Agradecimientos: Idea adaptada por Juanjo de este libro de Christine A. Adams titulado Cuando soy buen amigo que forma parte de la Colección DUENDELIBROS de Ediciones San Pablo que recomendamos a todos los padres. La imágenes son de R.W. Alley y están en el propio libro.

VOLVER

Ir a página principal