• Efectuar las entradas y salidas de clase con puntualidad.
• No salir del colegio - salvo en caso de necesidad y siempre que sean acompañados por los padres o tutores -.
• Salir por la puerta y pasillo que tenga asignado su grupo de clase.
• No permanecer dentro de los edificios durante el recreo, salvo con la autorización expresa del tutor o cuando llueva. En este último caso permanecerá en su tutoría bajo la vigilancia de su tutor.
• Asistir a clase respetando el trabajo de sus compañeros.
• Traer el material solicitado por el profesor.
• No permanecer en los pasillos durante las horas lectivas sin el control del profesor que dé clase a su grupo.
• Respetar el mobiliario y enseres del colegio.
• No utilizar el material de educación física durante el recreo.
• Los compañeros serán respetados en el trato diario, no permitiéndose la violencia física y verbal.
• Respetar la integridad física y moral de sus compañeros.
• No discriminar a los compañeros por diferencias étnicas, psíquicas, físicas, creencias, etc...
• No interrumpir las clases preguntando por objetos perdidos. Se depositarán en el lugar establecido como “objetos perdidos”.
• No se permite el uso de móviles ni de aparatos electrónicos en clase o cualquier objeto que pueda distraer al propio alumno o a sus compañeros.
• La autoridad del profesor será respetada tanto en la clase como en el resto del recinto escolar y en el desarrollo de actividades complementarias programadas por el centro.
• Los alumnos estarán obligados a realizar los trabajos que manden los profesores fuera del horario de clase.
• El edificio escolar y las instalaciones serán cuidadas por todas las personas que utilicen el centro.

NORMAS DE CONDUCTA EN EL COMEDOR
• Comportarse con respeto hacia los demás en el comedor, manteniendo un tono de voz adecuado y observando una correcta higiene antes y durante la comida.
• Utilizar los cubiertos para la función que tiene cada uno, evitando el ruido, amenazas o daños a personas y mobiliario del comedor.
• Tomar la comida haciendo buen uso de los alimentos evitando derramarlos intencionadamente.
• Respetar y obedecer a las cuidadoras mientras estén bajo su tutela.
• Permanecer en el sitio que las cuidadoras les asignan hasta el momento de salir al patio.
• Cuando la actitud de un comensal perjudique el normal funcionamiento del comedor, la cuidadora hará un parte de incidencias que entregará al Equipo Directivo para que los padres sean informados de los hechos y medidas correctivas.