INTRODUCCIÓN.

 

 

Las ricas y productivas vegas de los ríos Jarama y Henares, hicieron de San Fernando de Henares un lugar privilegiado para la agricultura.

          

A pesar de los cambios urbanísticos a lo largo de la historia, en la actualidad todavía cuenta con los denominados “huertos de ocio”, que son pequeñas explotaciones particulares cedidas por el Ayuntamiento.

          

Debido a esta tradición histórica, y a la ilusión de que los alumnos conozcan el proceso de la puesta en marcha de un huerto, valoren el trabajo que requiere y se familiaricen con el vocabulario, las herramientas, los cultivos relacionados con él, decidimos elaborar este “Proyecto de Huerto Escolar“.

          

Necesitaríamos una serie de elementos para poder comenzar el proyecto: acondicionar el terreno, dotándolo de tierra apta para cultivar, vallar su perímetro con el fin de proteger los cultivos, algunas herramientas básicas y semillas y productos necesarios.

 

Nos gustaría que los niños sientan el huerto como algo propio, como algo que han ayudado a crear y como algo que les va a proporcionar muchos conocimientos.

 

Para que se sientan más implicados, podrán tener en clase los semilleros mientras se prepara el terreno, y así poder ser ellos mismos los que lleven las nuevas plantas a su lugar definitivo. Cuanto más suyo lo sientan, más incitados a cuidarlo se sentirán.

 

Podrán conocer distintos tipos de semillas, observarán sus fases de  crecimiento y los cuidados que necesitará cada planta.

 

Ya que los primeros meses estarán dedicados a la preparación del huerto, aprovecharemos ese tiempo para motivar a los alumnos preparando semilleros en clase, haciendo carteles, elaborando etiquetas de diferentes cultivos, haciendo dibujos, aprendiendo canciones, componiendo cuentos,...

 

JUSTIFICACIÓN ¿POR QUÉ UN HUERTO ECOLÓGICO?

 

Al tratarse de un huerto escolar, con más motivo debe ser un huerto ecológico. Los alumnos deben adquirir una educación medioambiental, de respeto al medio, de comprensión de la interrelación de los seres humanos entre sí y con la naturaleza. Los niños serán parte activa en el proceso de funcionamiento del huerto, y no sería ni aconsejable ni conveniente que tuviesen contacto con productos químicos. La agricultura ecológica pretende cultivar plantas sanas y fuertes que sean capaces de soportar una plaga, que mediante el cuidado y las pautas necesarias, pueda seguir adelante con su desarrollo. Para conseguirlo se deben seguir una serie de principios:

 

A.- Hacer rotación de cultivos. Así se aprovechan todos los nutrientes del suelo y se limita el desarrollo de las plagas. El huerto será dividido en cuatro zonas para diferentes especies de hortalizas:

      a.- De las que aprovechamos las hojas.

      b.- De las que aprovechamos raíces o bulbos

      c.- De las que aprovechamos sus flores o frutos.

      d.- Zona de descanso, para semillero o para compost.

Cada nueva temporada, se irán rotando los cultivos por las cuatro zonas siguiendo un orden.

 

B.- Asociaciones. Algunas plantas crecen mejor si tienen al lado otras plantas que las ayudan, porque emiten aromas, evitan plagas...

 

C.- Control de plagas con métodos biológicos, mediante la inspección frecuente para llegar a tiempo, retirando el insecto que la origina, pulverizaciones a base de extractos de plantas...

 

D.- Fertilización. Mediante: abonos orgánicos de origen animal, abonos verdes procedentes del cultivo de leguminosas y uso del compost ( resultado de la descomposición de la materia orgánica procedente de malas hierbas, hojas, ramas, restos de comida...)

 

OBJETIVOS PEDAGÓGICOS

 

Normalmente, el contacto de nuestros alumnos con la naturaleza de forma directa, ya que la teoría la adquieren en clase, suele producirse en las salidas esporádicas a granjas-escuela o en la participación en alguna actividad determinada. Pero contando con un huerto en el propio colegio creemos que  ese contacto se verá más enriquecido. Podrán iniciarse en las tareas agrícolas, conocer técnicas de cultivo, valorar las relaciones entre el medio y la acción del hombre, manipular abono, semillas..., conocer el uso de algunas herramientas y sus nombres, comprender algunos ciclos biológicos, etc.

 

Perseguimos, fundamentalmente, además de la adquisición de conocimientos, que los niños disfruten y que vean los resultados de algo que han creado y cuidado día a día. Por ese motivo, colaborar en el huerto escolar lo plantearemos como una actividad voluntaria, lo cual garantiza que el que ayuda realmente se siente motivado.

 

1. Aprender a reconocer y a cultivar las diferentes plantas hortícolas, observando los diferentes desarrollos que tienen.

2. Reconocer la importancia de las plantas para la alimentación humana, así como las partes que usamos de las mismas ( raíz, tallo, hojas, flores o frutos)

3. El conocimiento y respeto del medio ambiente.

4. Conocer las técnicas de la agricultura ecológica, afín de no introducir productos que pueden perjudicar el medio y a nuestra salud.

5. Aprender a trabajar en equipo.

6. Valorar la importancia del agua para las plantas y apreciar la conveniencia de su ahorro.

7. Poder experimentar sobre el compostaje, reciclando en el mismo huerto los residuos orgánicos generados por el comedor escolar o procedentes de las plantas.

8. Colaborar con el cuidado del medioambiente ayudando a generar menos basura mediante el aprovechamiento de la misma (uso de compostador *)

 

ACTIVIDADES A REALIZAR

 

PREVIAS:

Preparación del terreno

Creemos que el lugar idóneo donde podríamos organizarlo es un terreno en la zona de filas de primaria, cerca del edificio de administración. Al tratarse de un lugar de paso obligado intentaremos que esté bastante protegido, por lo que hay que vallarlo porque sí será visitado por  alumnos de todos los ciclos.

Nos gustaría poder organizar el huerto por medio de bancales, ya que eso hace que la tierra esté menos apelmazada, que las plantas puedan estar a menos distancia unas de otras ( lo que hace que aprovechemos más el terreno) y que los alumnos puedan acceder a las diferentes plantas a través de pasillos, con lo cual no tendrían que pisar el huerto.

Marcado de un rectángulo de aproximadamente 8 m de largo por 4 m de ancho.

Vaciado de terreno que tiene en la actualidad por no ser muy apropiado al tener  arena y greda.

Rellenarlo con tierra vegetal y mantillo mezclado.

Cercar con valla de alambre dejando una puerta de acceso.

 

Distribución y acondicionamiento

Colocación del sistema de riego para goteo, poniendo una llave de paso en cada uno de los bancales.

Pegado a la valla  pero en la parte externa situar las composteras para ir incorporando los restos orgánicos que se generen.

Preparación del terreno del exterior de la valla para poner plantas aromáticas, refugio de insectos protectores de plagas.

Colocación de la toma de agua y el programador.

 

PRIMER TRIMESTRE:

Preparación de semilleros con plantas de primavera en las clases,  corriendo a cargo de los alumnos de los diferentes cursos.

Se harán equipos entre los alumnos mayores que se encargarán de controlar las composteras.

Se distribuirán los cultivos por ciclos :

-Leguminosas (habas y guisantes)

-Bulbos y tubérculos (zanahorias, rábanos, ajos)

-Esquejes de aromáticas (espliego y romero)

-Estolones (fresas)

-Hortalizas (acelgas y espinacas)

 

SEGUNDO TRIMESTRE:

a) Plantación por parte de los alumnos en el huerto de los cultivos que hay en los semilleros.

b) Comienza el cuidado y la observación de los cultivos sobre el terreno. Incorporando el conocimiento de herramientas utilizadas (azada, pala, sembradora, rastrillo) así como de las labores realizadas cavado, escarda, sembrar, transplantar, apodar, abonar)

c) Se procederá a la incorporación de nuevos semilleros en las clases con plantas de primavera (tomates, pimientos, berenjenas,)

 

TERCER TRIMESTRE

a) Se incorporan al huerto las plantas de primavera por los diferentes cursos

b) Se continúan las labores sobre el huerto y recolección de productos.

c) Se pondrá atención en la posible aparición de plagas y enfermedades, tratando si fuera necesario con productos recomendados para huertos ecológicos, principalmente el jabón de potasa y el caldo bordolés.

d) Se valorará en las clases los conocimientos adquiridos en el desarrollo del huerto.

 

COLABORACIONES

  

 El coordinador del proyecto: D. Carlos Díaz

    La coordinación del trabajo y la supervisión de lo que se va haciendo, correrá a cargo del coordinador del proyecto de huerto escolar, Carlos Díaz, profesor de Primaria del Colegio y con conocimientos  y práctica en agricultura ecológica.

 

Responsables de ciclo: Juan del Rio, ciclo 3º; Raquel Medina, 2º ciclo: Beatriz Paniagua, ciclo 1º y Pilar Carrasco, infantil.

Habrá un responsable en cada ciclo que se encargarán de la distribución de semilleros, plantas y semillas en los diferentes cursos, así como la distribución de las tareas de aquellos cultivos de los que sean responsables.

 

Los profesores: Todos los tutores.

Realizarán en sus clases los semilleros y cuidaran de ellos, acompañarán a sus alumnos a realizar las plantaciones en el huerto, les llevarán para hacer el seguimiento del desarrollo de los cultivos y realizarán en sus aulas la evaluación de los conocimientos adquiridos por sus alumnos.

 

El Equipo directivo

Destinando una cuantía del presupuesto para la dotación de los materiales y canalizará las ayudas externas tanto humanas como materiales de otras instituciones: AMPA, Ayuntamiento, Comedor escolar.

 

El AMPA

      Colabora tanto en la ayuda al desarrollo de algunas actividades, como proporcionando recurso para el desarrollo de las mismas,

 

Para poder llevar adelante el huerto escolar durante el periodo de verano hemos decidido pedir colaboración a jubilados del pueblo, que ya tienen experiencia más que suficiente y que, posiblemente, se alegrarán de poder ser útiles a los más jóvenes serán una valiosísima mano de obra.

 

 

TEMPORALIZACIÓN

           La preparación del terreno, deseamos pueda hacerse a lo largo del mes de octubre para lo que necesitamos la colaboración del personal municipal que realice las labores de acondicionamiento.

 

           En principio, nuestro huerto escolar funcionará coincidiendo con el curso escolar, es decir, deberemos adaptar los cultivos a este calendario de manera que plantemos variedades de hortalizas que finalicen su ciclo en junio.

 

           Si tuviésemos la suerte de contar con voluntarios que se pudiesen comprometer a cuidar el huerto durante los meses de verano, los alumnos podrían observar la evolución de los cultivos que comenzaron en primavera, e incluso poder cosechar productos de verano como tomates y pimientos.


EVALUACIÓN DEL PROYECTO

El proyecto se evaluará en varias fases:

a) Evaluación de la participación de las diferentes clases en la elaboración y cuidado de los semilleros.

b) Evaluación de la participación de los alumnos en los transplantes y cuidados.

c) Evaluación en los alumnos participantes del conocimiento en herramientas  necearías para el cultivo, así como las técnicas empleadas para el cultivo, sistemas de riego y de tratamientos ecológicos para evitar las plagas, y las características y aplicación de las plantas cultivadas. También el conocimiento del reciclado de materia orgánica en la obtención de abono.

d) Evaluación del Resultado obtenido en los productos cultivados.

e) Evaluación de la implicación de las colaboraciones tenidas.

 

 

Cuadro de texto: Ciudades  Unidas
Cuadro de texto: HUERTO ESCOLAR

INICIO

EL COLEGIO

LOS ALUMNOS

SERVICIOS

ACTIVIDADES

SECRETARÍA

INSTALACIONES

AMPA