CARACTERÍSTICAS  Psicoevolutivas

                                                            DE LOS ALUMNOS

                                                                            DEL PRIMER CICLO

                                                                                    DE EDUCACIÓN PRIMARIA.

 

Los niños y niñas de primer ciclo se manifiestan activos, imaginativos y entusiastas.

Aprenden a partir de la realidad cercana y sienten una gran curiosidad por el mundo que van descubriendo.

Durante este primer ciclo de Educaci6n Primaria los alumnos experimentan un notable desarrollo psicomotor, cognitivo, personal, social y moral, así como un importante avance en la adquisici6n del lenguaje.

Hemos observado que los alumnos de este año tienen mayor capacidad de trabajo con respecto a otros cursos anteriores.

 

Desarrollo psicomotor.

El desarrollo psicomotor del niño implica el fortalecimiento progresivo del control sobre la postura y la respiraci6n. A esta edad, los niños afir­man su lateralidad definitiva ( izquierda, derecha ) y otros obtienen un cierto dominio segmentario de las diferentes partes de su cuerpo. Poco a poco toman conciencia de los elementos que integran su esquema corporal y adquieren la capacidad de manifestarlos de forma coordinada e independiente. Su atención se hace más firme y pueden mantenerle duran­te más tiempo.

Debido a las características ambientales del barrio (excesivo ruido) se observa en los escolares de este Centro una gran hiperactividad, tono de voz elevado, nerviosismo, y escasa concentración. Es importante prac­ticar algunas técnicas de relajaci6n y respiración en clase.

 

Desarrollo cognitivo.

Entre los 6 y 8 años, los niños organizan su pensamiento sobre su viven­cia personal de la realidad. A esta edad, no pueden desligar su razona­miento de la experiencia, ni de la previa manipulación

 

de lo que las rodea. Por tanto, necesitan estar en constante relación con las cosas. Sus recursos para analizar la realidad son todavía frágiles y limitados.

 

Sin embargo, con una adecuada estimulación y manipulación los van perfec­cionando y alcanzan algunas metas. Establecen relaciones entre los elemen­tos.

 

Ordenan los objetos seg6n criterios de semejanza y diferencia. Clasifican objetos en determinadas situaciones.

 

Diferencian ,con cierta dificultad, algunos de los cambios que se produ­cen en los elementos que conocen ( forma, posición, cantidad.)

Memorizan fácilmente en situaciones que les resultan conocidas y que viven con cierta constancia.

 

Desarrollo del lenguaje.

Por su necesidad de abrirse al exterior y a los demás, estos niños y niñas entran en el “dialogo socializado”.

Amplían sus posibilidades de comprensi6n y expresión, sobre todo gracias al enriquecimiento de su vocabulario:

Entienden palabras que entrañan comparación y términos contrarios.

Describen por semejanzas y diferencias.

Incorporan en su expresión nociones referidas al espacio y al tiempo.

Asimismo, van asimilando las estructuras básicas de su lengua, por lo que sus construcciones gramaticales se hacen cada vez más correctas.

 

Con frecuencia nos encontramos con niños que pronuncian mal, que cons­truyen mal las frases o que utilizan palabras incorrectas. Esto último puede ser debido a que, en familia no les corrigen en el momento sus fallos.

 

Desarrollo social.

A esta edad se interesan mucho por la opinión de los adultos (padres, profesores) y establecen con ellos vínculos de estrecha dependencia. Los mayores representan para ello modelos de conducta.

 

Respecto a sus hermanos y hermanas, pasan por un periodo conflictivo (celos, rivalidades). Sobre todo con los mas pequeños, que suele derivar finalmente en simpatía y aceptación.;

Su relación con los compañeros es inestable y pasajera. Los amigos no son siempre los mismos y su trato personal es, casi siempre, provisional.

 

Mientras duran estas relaciones son intensas e incondicionales. Los niños olvidan fácilmente sus frecuentes desavenencias y enfados.

 

Poco a poco va desapareciendo su egocentrismo y aprenden a escuchar a los demás. Estas buenas relaciones con los compañeros vienen determinadas por la necesidad del grupo que tienen.

El nivel socio económico del barrio donde está ubicado este Centro es de tipo medio.

En la población no existe un arraigo claro de pueblo o comunidad.

 

Desarrollo moral.

Estos niños y niñas no tienen todavía ideas claras sobre el bien y el mal. Tienden a respetar las normas que los adultos les dan porque se inclinan a actuar guiados por las consecuencias de la acción (premios, castigos) y por la importancia que tiene para ellos la persona que les manda (padre, maestros).Desde ahí irá formándose su conciencia ética y moral.