Ir a Educamadrid

Ir a la página inicial
Comunidad de Madrid
 
 
Información del Centro
Plan de estudios
Departamentos didácticos
Actividades complementarias y extraescolares
Asociaciones de padres y alumnos
Secretaría
Orientación académica y profesional
Tablón de anuncios
Servicios
Materiales didácticos
Mapa del web
Página inicial
Página del Departamento de Griego

ΕΜERITA AUGUSTA

Júpiter Ammón

 

SITUACIÓN DE LA CIUDAD

La ciudad de Emerita Augusta se encontraba situada al suroeste de Hispania en una zona poco romanizada y rodeada de tribus: Vettones, Túrdulos, y Lusitanos. Su ubicación era perfecta: al estilo de las ciudades-puente romanas -Córdoba, Toluse- se situó en uno de los márgenes del río Guadiana y en la confluencia de importantes vías de comunicación. Su desarrollo fue espectacular y pronto empezó a ser un foco importantísimo de la región con casi 50.000 habitantes.

 

FUNDACIÓN DE LA CIUDAD

La ciudad romana fue fundada en el año 25 a.C. (en la época del emperador Augusto) por el Legado Publio Carisio. Recibió el nombre de Emerita Augusta porque iba a servir de retiro a los soldados emeriti, veteranos, de las legiones V Alaudae y X Gemina, que habían luchado en las guerras cántabras y, por ello, recibieron grandes lotes de tierra y solares para construir sus casas. Estas legiones se ubicaron en el poblado ya existente a cambio de darles la categoría de ciudadanos romanos a los antiguos pobladores. Se trataba no sólo de colonizar las fértiles llanuras del Guadiana, sino también de controlar las poblaciones indígenas de Lusitania. Augusto le confirió el fuero de colonia, lo cual suponía gobernarse con las mismas leyes que Roma. La ciudad se convirtió pronto en la capital de la provincia romana de Lusitania, tercera de las provincias de Hispania instituidas por Augusto.

Se inicia así un período de gran esplendor del que dan testimonio sus magníficos edificios: el teatro, el anfiteatro, el circo, los templos, los puentes y acueductos.
Durante siglos y hasta la caída del Imperio Romano, Mérida fue un importantísimo centro jurídico, económico, militar, cultural y una de las poblaciones más florecientes en época romana, que Ausonio catalogó el noveno lugar entre las más destacadas del Imperio delante de la misma Atenas.

Cada período histórico ha dejado impresa su huella en edificios y monumentos que hoy en día suponen su gran riqueza arqueológica, de modo que el Conjunto Arqueológico Emeritense fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en diciembre de 1993. Actualmente la ciudad sigue despertando un gran interés para arqueólogos e instituciones regionales y provinciales que se afanan en sacar a la luz la inmensa riqueza arqueológica que se continúa descubriendo.

 

TRAZADO DE LA CIUDAD

Plano de la ciudad

Imagen tomada de HISTORIA DE LA ARQUITECTURA EN ESPAÑA

Como ciudad romana de nueva planta, la ciudad de Emerita Augusta fue trazada de acuerdo con un plan de conjunto, con calles rectas, paralelas y perpendiculares (según el modelo hipodámico). La ciudad está rodeada de colinas que no sólo la protegen, sino que son el sitio perfecto para la construcción de grandes edificios públicos -Teatro y Anfiteatro-. Cerca existían manantiales de agua, materias primas de construcción, tierras productivas, bosques. Todo esto, unido a que la planimetría de la ciudad era perfecta y a la confluencia de numerosas calzadas, contribuyó a que Emerita Augusta se convirtiese en una de las ciudades romanas más importantes. De sus antiguos monumentos quedan aún restos muy importantes y en su subsuelo se han hallado abundantes esculturas, documentos epigráficos y objetos de la vida cotidiana.

Volver arriba

LAS CASAS ROMANAS

Casa del Anfiteatro

Mosaico
Peristilo
La Vendimia
Mosaico

La datación de esta casa es confusa, ya que parece ser fue construida en el siglo I, pero sufrió sucesivas transformaciones durante trescientos años y el resultado es una superposición de estructuras pertenecientes a los distintos momentos de su ocupación. A comienzos del siglo IV, abandonada la casa, el espacio pasó a ser ocupado por una necrópolis.

La estructura de esta vivienda nos habla de una vivienda de gran tamaño e importancia dentro de la ciudad; incluso se especula que fueran dos viviendas comunicadas por un pasillo. Está articulada sobre un peristilum con un total de 18 columnas y un pozo en su centro. Los pasillos estaban pavimentados con mosaicos igual que las habitaciones más importantes. A un lado de la entrada se encuentra la cocina, de la que se conserva un horno en uno de sus ángulos; al otro, las habitaciones llamadas Habitaciones de las pinturas por los restos pictóricos de la parte inferior de sus muros, que representan motivos geométricos. El triclinium posee mosaicos con representaciones de la Vendimia, donde se escenifica el pisado de la uva, y de Venus y Cupido. En otra habitación los mosaicos representan escenas marinas con distintos peces: besugos, merluzas, meros, congrios. 

Casa del Mitreo

Recibe este nombre por su proximidad con unos restos relacionados con el culto a Mitra. La vivienda se encuentra situada extramuros de la ciudad, en la falda meridional del cerro de San Albín y se construyó a finales del siglo I o principios del II, aunque con remodelaciones posteriores. Toda ella estaba construida en mampostería con refuerzo de sillares en las esquinas.

Las dependencias se distribuyen en torno a tres patios que articulan la vida de la casa y le proporcionan luz y ventilación. Según se accede a la vivienda se encuentra el atrium central delimitado por cuatro columnas sobre las que remataba un tejado que vertía hacia el interior; en el estanque, impluvium, revestido de mármol, se recogía el agua de la lluvia que penetraba por la abertura del techo, compluvium. A su derecha, se encuentra una habitación con un gran mosaico, uno de los de más interesantes del mundo romano, el llamado Mosaico Cosmológico, en el que se personifica la concepción del mundo, su creación y evolución, presidido por Aion dueño de los elementos de la naturaleza: ríos, vientos, nubes, mares, etc.

El segundo patio está porticado con un estanque central recubierto con pavimento impermeable y el tercer patio tiene un viridarium, jardín central, y los pasillos decorados con mosaicos; en su fondo se encuentra una gran sala abovedada que contiene la cisterna donde se almacena el agua de lluvia recogida en el patio.

Uno de los dormitorios está decorado con un mosaico geométrico y una imagen de Eros. Son de destacar en esta casa unas habitaciones subterráneas, a las que se accede por una escalera en la que se conservan interesantes pinturas muralas que imitan al mármol; posiblemente fueron dormitorios de verano.

Como elemento destacable de la casa, hay que citar unas termas privadas, de las que se conserva el caldarium con sus bañeras decoradas con mosaicos de motivos geométricos y florales. La cubierta era abovedada y estaba pintada con peces.

Domus de la Alcazaba

Delimitada por dos calzadas, se pueden apreciar los vestigios de una casa fechada en el siglo IV. Esta casa conserva un peristilum -patio porticado- como eje de distibución de las estancias, unas termas y es de resaltar un triclinium pavimentado con opus sectile enfrentado con una exedra situada en un gran estanque del patio. Su datación es confusa, ya que se modificó en muchas ocasiones, siendo del siglo IV la mayoría de los restos recuperados.

Domus de la Huerta de Otero

Se trata de otra típica casa romana con peristilum a dos niveles como elemento de distribución. Además de este patio nos quedan restos de los pasillos con mosaicos y paredes con pinturas. Tenía una gran zona termal privada distribuida en dos pisos.

Domus del Teatro

De época tardía, esta domus se localiza detrás de la escena del Teatro, al oeste del gran jardín porticado posterior al mismo. Alrededor de un patio -peristilum- se abren las habitaciones, dos de ellas, con ábside -stibadeion-. La mayor de estas estancias tiene pinturas murales, lo que confundió -además del ábside- a los investigadores en un principio, ya que la consideraron una basílica, deducción actualmente desechada.

Domus de los Mármoles

Gran vivienda de época tardía, situada directamente en la muralla, ya que una de sus fachadas está incluida en ella. En sus otros laterales linda con el Cardo maximus y con una de las puertas. Se distribuía mediante un gran patio -peristilum-, solado de pizarra y mármol blanco, con un pasillo perimetral al que comunicaban las habitaciones, algunas de ellas con ábside. También se observan restos de unas termas.

Casa romana
 
Casa romana

Volver arriba

 

EDIFICIOS DE OCIO Y ESPECTÁCULOS

EL TEATRO ROMANO

Teatro romanoEl teatro de Mérida es el mejor teatro romano conservado en nuestra Península; su construcción fue promovida por el cónsul Marco Vipsanio Agripa y fue inaugurado, posiblemente, entre los años 16 - 15 a C. Es uno de los más espectaculares monumentos de la ciudad y desde 1933 alberga el desarrollo del Festival de Teatro Clásico con lo cual recupera su función original y trasciende el mero ornamento.

Fue construido fuera de las murallas de la ciudad, aprovechando la ladera de una colina. Al graderío (cavea) con capacidad, en su momento, para 6.000 espectadores se accedía por trece puertas que comunicaban con el interior; está dividido en tres zonas: ima, media y summa cavea (esta última muy deteriorada), ocupada según la diferenciación social de la época. La orchestra, lugar que en las representaciones ocupaba el coro, está rodeada por tres gradas de honor reservadas para las autoridades. El escenario o pulpitum originalmente estaría cubierto con madera. Por último, el frontal de la escena (scaenae frons), la zona más espectacular y característica del teatro, está formado por dos cuerpos de columnas corintias con basamentos y cornisas de mármol, adornado con esculturas en los espacios entre columnas; en él se abren tres puertas, una central llamada valva regia y dos laterales llamadas valvae hospitalia. Tras la escena se encuentra un jardín con una zona apergolada (peristilum).

El teatro sufrió varias remodelaciones, la más importante, a finales del siglo I, posiblemente en la época del emperador Trajano, cuando se levantó el actual frente de la escena, y posteriormente entre los años 330-340.

 

EL ANFITEATRO ROMANO

Anfiteatro romano

Construcción más del gusto popular que el teatro, fue inaugurado en 8 a C. Su construcción se planificó junto con el teatro, fuera de la muralla de la ciudad, aprovechando la misma colina para las gradas. Este edificio estaba destinado a las luchas entre gladiadores, entre fieras o entre hombres y fieras (venationes).

Es un edificio formado por una arena central de forma elíptica, donde se desarrollaba el espectáculo; en su centro se cavó una gran fosa en forma de cruz que sirvió para almacenar las jaulas de las fieras. La arena estaba rodeada por un graderío para 15.000 espectadores divididos, al igual que en el teatro en tres zonas. De estas tres zonas sólo se conserva en la actualidad la inferior ya que las dos superiores fueron utilizadas, tras su caída en desuso, como cantera para las construcciones adyacentes. Todavía se conserva en la parte inferior parte de la tribuna donde se sentaban los altos cargos. Para la entrada y salida de los espectadores había 16 puertas en su perímetro.

 

EL CIRCO ROMANO

Circo romanoCon sus más de 400 m. de longitud y 100 m. de anchura era el mayor de los edificios de espectáculos de la ciudad y, junto con el anfiteatro, era el que gozaba de los favores de un público más dado a emociones fuertes que a cultas obras teatrales. Debido a sus grandes dimensiones se encontraba fuera del recinto amurallado, al lado de la calzada que unía Emerita con Corduba (Córdoba) y Tolletum (Toledo).
Tenía un aforo para unos 30.000 espectadores distribuidos en un graderío con la ya clásica división en caveas marcada por las diferentes procedencias sociales de sus ocupantes.

La fecha de su construcción data de principios del siglo I, posiblemente durante la época de Tiberio. El recinto posee una arena central donde se efectuaban las competiciones. En medio de ésta se encontraba una valla central llamada spina de una longitud de 223 m. y una anchura de 8,5 m., decorada con monolitos y otros motivos.

Los espectáculos favoritos eran las carreras de bigas (dos caballos) y cuadrigas (cuatro caballos). Los conductores de los carros llamados aurigas eran personajes muy populares siendo muchos de ellos inmortalizados en pinturas y mosaicos.

 

FOROS

En el Imperio Romano el Foro era la principal plaza pública, donde se desarrollaba la vida de una ciudad. Augusta Emerita, por ser la capital de la provincia de la Lusitania, poseía dos Foros, el Provincial y el Municipal, comunicados entre sí por el Arco de Trajano.
 
En el Foro Provincial estarían ubicados los edificios dedicados a la administración de la Provincia y al culto religioso. En él se hallaron los restos de un Templo de Culto Imperial que dataría de la mitad del siglo I a.C.

El Foro Municipal estaba situado en la zona donde confluían las dos arterias principales de una ciudad romana, el Decumanus y el Cardo. Alrededor de la plaza, pavimentada con losas de mármol, se levantaron importantes edificios, como el Templo de Diana, de culto imperial, las termas públicas y una basílica, que era un lugar para la administración de justicia. Además, alrededor de la plaza hubo un Pórtico, con una fachada interior provista de vanos donde se situaron las efigies de benefactores y notables de la ciudad, entre ellas la de Marco Agripa, patrono de la colonia y la del Genio de la colonia. Este Foro se construyó a mediados del siglo I d.C. y se cree que rodeaba una gran superficie ajardinada; se ha reconstruido con los restos que se hallaron en su excavación. Entre otros objetos se hallaron elementos decorativos y monumentales, que se pueden visitar en el Museo Nacional de Arte Romano.

Foro
Foro

Volver arriba

TEMPLO DE DIANA

Templo de Diana

 

ARCO DE TRAJANO

Arco de Trajano

Edificio perteneciente al foro municipal de la ciudad. Es uno de los pocos de carácter religioso que se conserva en un estado satisfactorio. A pesar de su nombre, erróneamente asignado en su descubrimiento, el edificio estaba dedicado al culto imperial. Su construcción data de finales del siglo I a.C. o principios del I d.C., en la época augústea.

De planta rectangular, y rodeado de columnas, tiene el frente orientado al foro. Este frontal estaba formado por un conjunto de seis columnas rematadas en un frontispicio semicircular. A la conservación actual del edificio contribuyó el haber estado incorporado al Palacio del conde de los Corbos, de estilo renacentista y cuyos restos pueden apreciarse aún en la sala interior del templo. En su construcción se emplearon principalmente materiales graníticos.

 

Arco de entrada, posiblemente, al foro provincial. Estaba situado en el Cardo Maximus, una de las vías principales de la ciudad y comunicaba este foro con el municipal. En su época estaba recubierto por mármol.

Construido en granito, y forrado en mármol en su origen, mide 13,97 m. de alto, 5,70 m. de ancho y 8,67 m. correspondientes a la luz del arco. Se cree que tiene un carácter triunfal, aunque también pudo servir como antesala del Foro Provincial. Inmerso en la maraña constructiva moderna y enmascarado por las casas vecinas, este arco se yergue majestuoso y admirado por viajeros e historiadores de todos los tiempos. Su denominación es arbitraria, dado que la inscripción conmemorativa se perdió siglos atrás.

Volver arriba

BASÍLICA DE SANTA EULALIA

Cripta de Santa Eulalia; capilla de San MartínTras la llamada Paz de la Iglesia en época de Constantino, en el siglo V, se construyó esta Iglesia cristiana, declarada Monumento Nacional, en la cual pudieron enterrarse los restos de la mártir Santa Eulalia y los restos de los arzobispos de la sede emeritense.

Las mejoras y excavaciones realizadas en esta basílica desde 1990, pusieron de relieve la enorme importancia histórica y artística del edificio, donde se han ido construyendo a través de los siglos, diversas muestras escultóricas y arquitectónicas relacionadas con los momentos históricos de la región. En el subsuelo de la Basílica se encuentra un yacimiento muy interesante que describe los diversos avatares que sufrió esta iglesia desde su construcción hasta nuestros días.

En el exterior se conserva el famoso Hornito, construido en honor de la mártir Santa Eulalia, con los restos de lo que fuera un templo dedicado al dios Marte y que se ha convertido en auténtico centro de veneración popular cristiana.

 

CALLES Y CALZADAS

La red de calles de Emerita Augusta se trazó como en todas las ciudades romanas formando una red compuesta de calles paralelas y perpendiculares sobre dos ejes principales: el Decumanus Maximus –de Este a Oeste- y el Cardo Maximus -de Norte a Sur-. En la intersección de ambas se edificaba el Foro donde se instalaban los edificios principales.

Las calles se construían con varias capas de tierra y grava, y se pavimentaban con losas de diorita. Estaban dotadas de pórticos para el paso de peatones y poder resguardarse del sol y la lluvia. También en estos pórticos es donde se encontraban las tiendas.

Se pueden observar restos de estas calzadas en la Alcazaba, en el Teatro y Anfiteatro, casa del Mitreo, calle Santa Eulalia, en el Museo Nacional de Arte Romano y en el subsuelo del Centro Cultural de la Caja de Ahorros de Badajoz.

 

OBRAS PÚBLICAS


PUENTE SOBRE EL RÍO GUADIANA

Puente romano

Se puede considerar, de algún modo, como el origen de la ciudad y, en todo caso, el que marca su trazado siendo prolongación de una de las arterias principales de la colonia, el Decumanus Maximus.

La situación del puente está cuidadosamente seleccionada en un vado del río Guadiana que ofrece como punto de apoyo una isla central que lo divide en dos cauces. La estructura original no ofrecía la continuidad de la actual, ya que estaba compuesto por dos tramos de arcos que se unían en la isla, donde había un gran tajamar.

En el siglo XVII se añadieron varios arcos, después de que una riada derribara parte de la estructura. En época romana se amplió su longitud varias veces, añadiéndose por lo menos cinco tramos de arcos consecutivamente para que el camino no se cortara en las periódicas crecidas del Guadiana. Eso ha hecho que esta obra, con sus 60 arcos, llegue a los 792 m. de largo, uno de los mayores que se conservan de ese momento.

PUENTE SOBRE EL RÍO ALBARREGAS

Construido en el siglo I a.C., conducía a la salida de la ciudad por el norte. Se hallaba en la prolongación del Cardo Maximus, por la Vía de la Plata hacia Astorga. Formado por cuatro arcos con sillares de granito almohadillados, con núcleo de hormigón, mide 145 m. de largo, 7,90 m. de ancho y una altura media de 6,50 m. Para evitar el daño por las crecidas del río, se hizo necesaria la construcción de dos pequeños arcos a modo de aliviaderos.

Puente de la alcantarillaPUENTE DE LA ALCANTARILLA

Construido en el siglo I d.C., para salvar un pequeño arroyo, mide 7 m. de largo y 4,30 m. de ancho. Es un puente de un solo arco realizado en hormigón y cubierto con sillares almohadillados, de los que no se conservan apenas restos.

 

 

Volver arriba

 

ACUEDUCTO DE LOS MILAGROS

Acueducto de los Milagros

 

 

 

 

 

 

 

 

ACUEDUCTO DE RABO DE BUEY-SAN LÁZARO

Acueducto de San Lázaro

Formaba parte de la conducción que traía el agua a Mérida desde el embalse de Proserpina situado a 5 km. de la ciudad. Data de inicios del s.I d.C. La arquería se encuentra actualmente bastante bien conservada, sobre todo el tramo que salva el valle del río Albarregas. Está formado por 37 gigantescos pilares de 25 m. de altura, hechos de hileras alternadas de granito y ladrillos.
 
Traía el agua de arroyos y manantiales subterráneos situados al Norte de la ciudad, se conserva bastante bien la conducción subterránea pero de la arquería construida para salvar el valle del Albarregas solo quedan tres pilares y sus correspondientes arcos próximos al monumento del circo romano y a otro acueducto del siglo XVI, en el que se utilizó el material del acueducto romano para su construcción.

EMBALSE DE CORNALVO

Embalse de Cornalvo

 
EMBALSE DE PROSERPINA

Embalse de Proserpina

Se encuentra emplazado a 15 km. de Mérida al NE. en el parque natural de Cornalvo. Fue construido a finales del siglo I a.C y aún se conserva el dique en forma de talud, entre dos colinas, que tiene una altura máxima de unos 18 m. y una longitud de 200 m.

Para poder realizar su construcción se levantó un núcleo de hormigón, revestido con sillares y sillarejos de granito. Para contrarrestar el empuje del agua, en su parte exterior se reforzó con un espaldón de tierra.

 

Se alimenta del agua de la lluvia y del agua de los arroyos de Las Adelfas y Las Pardillas. Los orígenes son romanos, pero con el paso del tiempo ha sufrido varias remodelaciones.

El dique tiene forma de talud escalonado. Mide unos 425 m. de longitud y 21 de altura. Tiene adosados nueve contrafuertes rectangulares, realizados con sillares de granito y en la parte exterior se ve reforzada con un espaldón de tierra.

En 1991 con las obras de limpieza se observó una estructura desconocida. Según los arqueólogos sería la presa antigua de unos 6 m. de altura, construida en la época de la fundación y que posteriormente se amplió hacia el siglo II d.C. También se han encontrado varios conductos de salida realizados en plomo.

 

OTROS LUGARES DE INTERÉS

Termas romanas de San Lázaro. Estas termas situadas en el Parque Lineal de San Lázaro, las disfrutaban los ciudadanos de alta alcurnia que acudían a los eventos celebrados en el Circo Romano.

Pozo de nieve. Situado en la c/ Reyes Huertas. Usado por los romanos como pozo de nieve y termas de agua fría, es único en el Imperio Romano. También fue usado para almacenamiento de productos perecederos.

Xenodoquium (hospital de peregrinos). De época visigoda, se encontraba en las cercanías de la Basílica de Santa Eulalia y servía como alojamiento de peregrinos.

Castellum aquae. Situado en lo alto de la c/ Calvario, era el final del Acueducto de Los Milagros y el principio de la distribución del agua por toda la ciudad.

Columbarios. Conjunto de edificaciones que albergaban en su interior los restos, incinerados y depositados en urnas, de al menos dos familias.

Volver arriba

 

 

Última Actualización: de 2007.