QUÍMICA DE 2º DE BACHILLERATO
 
El Enlace Químico
 
 
Introducción
Enlace iónico
Enlace covalente
Enlace metálico
Enlace intermolecular
 
     
  Enlace covalente. Teoría de enlace de valencia  
     
 
Además de conocer la estructura de Lewis de las moléculas con enlace covalente, es necesario determinar su geometría. Para estudiar este aspecto hay varias teorías, una de las más sencillas es la Teoría de Enlace de Valencia (TEV) modificada y ampliada por la teoría de hibridación de orbitales.
 
     
 
La Teoría de Enlace de Valencia fue desarrollada en 1927 por Walter Heitler (1904-1981) y Fritz London (1900-1954) y supone que los orbitales atómicos se solapan en una zona donde se localizan los electrones del enlace, para ello es necesario que los átomos tengan electrones desapareados.
En algunos casos, esta teoría supone que electrones que estaban apareados tienen que desaparearse, así se explican las valencias anómalas de algunos átomos por desapareamiento de electrones que pasan a ocupar orbitales vacíos del mismo nivel electrónico.
 
  Por ejemplo, el cloro:  
 
Cl (Z= 17) 1s2 2s2 2p6 3s2 3p5
Covalencia 1
     
Covalencia 3
     
  Covalencia 5
     
  Covalencia 7
     
 
  Si los orbitales que se solapan son s y/o p, se pueden considerar dos tipos de enlace:  
  Enlace s. Cuando el solapamiento es frontal.  
     
 
Enlace sigma
 
     
  Enlace p. Cuando el solapamiento es lateral. Se produce entre orbitales p.  
     
 
Enlace pi
 
     
  Teoría de hibridación de orbitales  
     
 
Fue propuesta en 1931 por Linus Pauling (1901-1994) y explica la estructura espacial de las moléculas. Supone que a partir de los orbitales atómicos se forman unos orbitales híbridos por combinación de los primeros. El número de orbitales híbridos formados, es igual al de orbitales atómicos que se combinan y su forma y orientación depende de la cantidad y tipo de orbitales atómicos que pasen a formar el híbrido.
 
  Cuando se combina un orbital s con orbitales p, puede dar lugar a tres tipos de orbitales híbridos:  
     
 
La combinación de un orbital s y un orbital p da lugar a dos híbridos sp que se disponen formando un ángulo de 180º
Hibridación sp
 
 
La combinación de un orbital s y dos orbitales p da lugar a tres híbridos sp2 que se disponen formando ángulos de 120º
Hibridación sp2
 
 
La combinación de un orbital s y tres orbitales p da lugar a cuatro híbridos sp3 que se disponen formando ángulos de 109,5º
Hibridación sp3
 
     
   
     
     
 
página anterior
Inicio
siguiente página
 
     
 
Belén Rico. Profesora del Departamento de Física y Química del IES Isidra de Guzmán